Mula Robotica

[h2 icon=»icon-stackexchange» subtitle=»El Pentagono Afina los Detalles del Nuevo Integrante del Ejercito»]La Mula Robótica[/h2]

Washington (EFE). El Pentágono informó hoy que ha diseñado una «mula robótica» que tendrá capacidad para cargar hasta 180 kilos, lo que facilitará la carga del pesado material militar que tienen que transportar los militares de infantería.

La Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EE.UU. (DARPA) está haciendo pruebas con un prototipo robótico con cuatro patas, que de momento puede cargar 45 kilos.

No obstante, se espera duplicar su capacidad de carga, que pueda caminar con autonomía 32 kilómetros y sirva de fuente auxiliar de energía para recargar las baterías para radios y dispositivos electrónicas durante una patrulla.

UN PROBLEMA DE PESO
«Se trata de resolver un problema militar real: el transporte de la gran cantidad de equipo que tienen que cargar nuestros soldados e infantes de marina en Afganistán», indicó el teniente coronel Joseph Hitt, director de programas de la oficina de táctica tecnológica de DARPA.

Hitt explicó que el peso del equipo de los soldados ha aumentado y esto causa fatiga, problemas físicos y en ocasiones roturas de tejido muscular y otras complicaciones que pueden afectar al desempeño de las funciones de los militares.

Por eso reducir la carga del material se ha convertido en una prioridad para DARPA que comenzó este proyecto en 2009 con un presupuesto de 54 millones de dólares y que ahora está probando sobre el terreno.

EL ROBOT QUE TE SIGUE
El robot LS3 tiene que ser probado en diferentes tipos de terreno como el que se puede encontrar en combate -terroso, arenoso- y también en diferentes condiciones meteorológicas incluyendo lluvia y nieve.

Los científicos de DARPA, que están trabajando en desarrollar funciones como que responda con la voz, esperan que las primeras «mulas robóticas» estén funcionando con un pelotón de Infantería de Marina en un plazo de dos años, aunque todavía tiene que completar el entrenamiento.

«Tenemos que asegurarnos que el robot es inteligente como un animal entrenado», señaló Hitt. «Hay que asegurarse de que puede seguir a un líder en su camino, o que siga su propio camino escogido entre el que es mejor para sí mismo», explicó. «La interacción entre el líder y el robot debe ser intuitiva y natural».